Me encantan las historias que traen nuestros alumnos a nuestros Cursos de Masaje. De vez en cuando compartiré aquí una historia real :)

 

Para inaugurar este mes tan festivo te vamos a contar una dulce historia sobre una Clase de Masaje a Medida:
la de Tomás y Silvia

 
Tomás quería celebrar de una forma especial el cumpleaños de su chica y como a Silvia le encantan los masajes pensó en regalarle uno.

 

Después lo pensó mejor…
“¿y si en vez de regalarle un masaje aprendo yo a dárselo??”

 

Con esta idea en mente nos contactó para que organizásemos una Clase de Masaje Relajante. Eligió el tipo de masaje que quería darle, la zona del cuerpo que quería trabajar y se decantó por el masaje en camilla.

 
Cuando Silvia llegó al centro ¡no tenía ni idea de lo que le esperaba! ¿Disfrutaría de la experiencia? Creemos que las fotos hablan por sí mismas.

 
Nos encanta ver esa sonrisa llena de orgullo en la cara de Tomás :)

 

¿Te ha gustado esta historia? Elige para estas fiestas un regalo original y MUY relajante:

 
Regala una Clase de Masaje

 

¡Compártelo!
 

Deja un comentario